Archivos para abril, 2012

Crónica CxM Sierra Elvira

Publicado: 23/04/2012 en Uncategorized


Ermita de los 3 Juanes (Sierra Elvira, Atarfe), con la cara norte de La Alcazaba al fondo...

El pasado sábado 21 de abril en la localidad granadina de Atarfe tuvo lugar una nueva edición de la Carrera x Montaña Sierra Elvira, puntuable para la Copa Andaluza de Carreras x Montaña. La organización, como siempre, impecable, y el entorno inmejorable, un precioso balcón a Granada y Sierra Nevada.

Con mi buen amigo Antonio, justo antes de la salida

La carrera comenzó a la hora programada, 9:30 h. Algo de nervios, pero menos q otras veces. Conocía el recorrido, es la 3ª vez que hago esta carrera. Este año anuncian que lo han endurecido aún más, quitando caminos y poniendo en su lugar sendas más técnicas, y aunque se hace más duro, la recompensa de poder correr por esos sitios es impagable, sencillamente es un lujo y una gran suerte poder transitar por esas sendas, que según la gente del lugar, las han hecho caballos salvajes que viven allí en semilibertad, increíble.

Antes de empezar me notaba cargado de patas del Animal Trail de la semana anterior, todavía no me había recuperado del todo, y así lo pude confirmar durante la carrera. Salimos directamente en manga corta, el calor ya se palpaba en el ambiente, y después lo sufrimos bien. El día para correr era sencillamente perfecto.

Los primeros kms. son bastante corribles, aunque hay bastantes toboganes durísimos que no te permiten coger el ritmo adecuado.

Paso el primer avituallamiento sobre el km. 5 bien, las piernas duelen, aunque menos q al principio, parece q poco a poco entran en calor. Los kms. pasan volando y cuando me quiero dar cuenta estoy en el km. 10… Durante la carrera comparto algunos kms. con una de las féminas veteranas, que mantiene una lucha encarnizada con otra fémina de Deportemanía.

Las vistas que se tienen desde Sierra Elvira de las nortes de Sierra Nevada, Mulhacén, Alcazaba… hasta las trancas de nieve, son espectaculares.

Comienza lo duro, km. 15, subida al primer pico, a 993 mts., dura, durísima, la subida se hace por una especie de riachuelo seco q ha erosionado en la tierra la propia lluvia. La sequedad del terreno hace que a veces no tracciones bien con la suela de la zapatilla, y te resbalas a menudo. En ocasiones hay que ponerse literalmente a 4 patas para poder avanzar algo. Corono el pico y ahora tenemos una bajada técnica, no muy larga, para llegar a una zona de olivar, y tras transitar algunos kms. bastante agradables comenzamos la subida al pico más importante de todos, a casi 1.100 mts., teniendo que salvar casi 400 mts. de desnivel en poco más de 2 kms., por la bien llamada “Cuesta de los Esclavos”, mortal…

Consigo coronar por fin el pico, km. 23, y me encuentro muy bien. Los dolores de piernas han desaparecido y estoy en el mejor momento de la carrera. Adelanto en la bajada a la 1ª fémina veterana y ahora tenemos que rodear el siguiente pico a subir. Esa zona es bastante técnica y peligrosa, y eso que no está el terreno mojado. En una de las bajadas tropiezo con una raíz y me caigo de cabeza encima de un seto de pinchos (no sé qué era pero aparte de llenarme las manos de espinas, sino llegar a ser por él, me voy de cabeza algunos metros loma abajo…).

La última subida, un cortafuegos…. puffff. Se ve un reguero de corredores encima tuya, arrastrándose como reptiles. La cuesta es infernal, de 700 mts. de longitud en la que se salvan 200 mts. de desnivel, brutal!!! En esa subida adelanto a muchos corredores, estoy pletórico. Sé que en lo alto del cortafuegos se acaba la agonía y aprieto lo que me dejan las piernas. Corono el pico a 1.009 mts. y bajada técnica bastante peligrosa que afronto con tranquilidad, y enlazo con otro cortafuegos. En el collado antes de encarar esa bajada en el km. 25 y medio me cruzo con mi colega Antonio que está subiendo la última parte del 2º pico, va bien, animado y con ganas de terminar. Me da mucha alegría verlo, nos animamos mutuamente y seguimos…..

La última bajada... disfrutando!!

En la bajada del cortafuegos me esperan mis 2 amigos Wips y Emilio con sus 2 canes, GRACIAS por esos ánimos y esas fotillos, chicos!!!! Bajo muy bien, me encuentro todavía muy fuerte y sigo adelantando corredores. Llego al último avituallamiento, bebo rápido un sorbo de agua y seguimos, sólo quedan 2 kms. La última zona de la carrera transita por un sendero precioso dentro de un pinar, tirando levemente hacia arriba, y adelanto a varios corredores más. Me emociono recordando cómo pasé por esa zona hace justo 2 años, con mi amigo Javi, en su 1ª carrera x montaña, y mi estado de forma de entonces, comparado con el de ahora, lo que ha cambiado… Entonces no podía prácticamente correr ya, tenía calambres por varias zonas de las piernas, ya no podía más… y ahora sin embargo he podido disfrutar de esa zona corriendo, y de la llegada a meta, en la que recuerdo también la imagen de hace 2 años, con Inma esperándome justo en la curva de meta. Gracias a esos pensamientos saboreo aún más esa llegada.

Cara de esfuerzo...

Casi me pierdo... y mira que había balizas

Mi tiempo, 3 h. 54′, un tiempazo para mí, 112 de la general de un total de 315 participantes, y el 46 de mi categoría. Contentísimo por poder estar en esas montañas, haciendo lo que más me gusta, correr!!!

Ahora toca una semana de descansito, para encarar con fuerzas renovadas la última parte de mi preparación para mi principal objetivo, el GTP a finales de junio.

He dado un pasito más hacia mi objetivo, otro más, hormiguita, hormiguita…

Anuncios

Crónica Animal Trail 2.012

Publicado: 19/04/2012 en Uncategorized

Animal Trail

El pasado domingo 15 de abril participé en la 3ª edición del Animal Trail.

Quizá sea mi carrera favorita, y a partir de este año aún lo será un poco más, seguro. En esta 3ª edición del Animal Trail he participado en la modalidad por equipos, con mi amigo Miguel, compañero con el que he tenido ocasión de compartir los 101 de Ronda entre otras carreras montañeras.

Comenzamos a las 9 h. de la mañana, no demasiada gente, mucha menos que otras veces, unos 50 calculo para la categoría de 50 kms. La 1ª parte de la carrera es muy bonita y bastante asequible, ya que se puede correr durante bastantes kms. La gente sale a todo trapo y nosotros a nuestro ritmo, sin prisas. Durante las horas que estuvimos en el primer bucle, “La Bella”, pasamos a varias parejas y empezamos a bromear con la posibilidad de estar en el podium… jejeje, qué ilusos… ésa no es nuestra guerra, nosotros a lo nuestro, que no es otra cosa que entrenar juntos de cara al Gran Trail Peñalara, verdadero objetivo de la temporada.

Los kms. pasan volando y llegamos a El Burgo cuando habían transcurrido 2 h. 59′, para realizar 27 kms. Nada mal de tiempo, y de momento las patas muy bien y la moral altísima.

A partir de aquí encaramos la zona más dura de la carrera, 25 kms. con un desnivel brutal en semiautosuficiencia. Muchísimo viento, frío y a veces lluvia racheada que te dejaba helado. Además, este año se añadía una nueva dificultad, ya que no estaba balizada en su totalidad y tenías que irte orientando con un track GPS que había facilitado la organización, más emocionante todavía…

Comenzando la subida a El Muro


Seguimos subiendo...

Comenzamos a subir el muro, Sierra Cabrilla, y nos graniza a saco en varios puntos. En ese momento me acordé de los bastones, que los podría haber echado para el 2º bucle, pero se me olvidaron en Sevilla. Siempre la he hecho sin bastones, pero hubieran ayudado mucho, eso es verdad.

En la zona más alta del muro de piedra, a casi 1.500 mts. nos empieza a granizar a saco, y vemos sorprendidos cómo el granizo se convierte en nieve, aunque no cuaja del todo, y lo flipamos.

Aguanieve!!!

Descargando a saco...

Vista aérea de El Burgo

Últimos metros para la cumbre... y detrás el Mar Mediterráneo

Llegamos a la cumbre de Sierra Cabrilla (1.502 mts.)  y encaramos una bajada técnica, no muy larga, que da paso a una vereda entre pinos, casi siempre en leve bajada, muy corrible y espectacular. Ponemos un ritmo fuerte, ya que adelantamos a una pareja que iba picada con nosotros, y les sacamos una buena ventaja.

Para terminar esa zona nos espera una bajada dura, muy dura, y bastante resbaladiza. Justo al terminarla llegamos al único avituallamiento de la 2ª parte de la carrera, km. 41. Repostamos
líquido, sales y fruta, y continuamos. La lucha con las demás parejas está servida y nos siguen de cerca… jeje. Llegamos a un punto chungo en cuanto a orientación y nos perdemos unos 100-200 mts., pero encontramos rápidamente el camino. La pareja q hemos pasado antes nos adelanta, pufff, hay q morir!!!!

Ahora viene una subida pesada aunque no demasiado dura y ya la bajada al pueblo. Los cuadriceps los llevo cargados pero consigo regular la zancada y aguanto bien. Llegamos al pueblo y al pasarlo no hay ni
rastro de la pareja que nos alcanzó kms. antes… de lujo, aunque no bajamos el ritmo.

El último esfuerzo!!! 3 kms. hasta meta, con una subida durísima antes de encarar la última bajada por un sendero y el último kilómetro triunfal a meta por una pista.

Por fin llegamos a meta tras 7 horas y 57 minutos y un desnivel acumulado de 5.000 mts…. y para colmo, nos dicen que somos la 3ª pareja, jajajaja, qué bueno, no nos lo creíamos. Hemos luchado mucho por lograr un buen puesto y lo hemos defendido a muerte. Para que todo fuera perfecto sólo me ha faltado ver a mi familia en meta esperándome. Esta vez no pudo ser, pero siempre están ahí, apoyándome.

De todas formas, siempre vienen conmigo, cada kilómetro los llevo a mi lado.

Felices por el tercer puesto por parejas conseguido

Esta carrera me ha aportado unas sensaciones maravillosas, he sufrido mucho, pero he hecho la carrera que quería hacer, y ha salido todo perfecto. Tanto física como mentalmente mi cuerpo me ha respondido como he querido y por ello me siento muy feliz.

Me he acordado mucho de todo el trabajo realizado en estos meses, de la sensación agridulce de Bandoleros, y me digo a mí mismo que me lo he currado mucho, ya que detrás del podio (aunque para mí es lo de menos), se quedan unas sensaciones buenísimas en carrera, disfrutando en todo momento, aunque se ha sufrido.

Saboreando el podium... no sabemos si se volverá a repetir esta imagen

Mordiendo nuestro premio a lo Rafa Nadal

Ya de vuelta a casa, en el coche, con buena música sonando, me he acordado nuevamente de mi gente, mi familia, amigos, y de Javi, mi colega-entrenador por supuesto, y he soltado alguna lágrima saboreando la carrera, la superación de esa bestia, que ha costado, pero se ha dejado domar.

Esos momentos vividos valen todo el trabajo y sacrificio realizados para llegar hasta aquí.

Creo que el trabajo bien hecho da sus frutos y aquí tenemos la prueba.

Ahora, a por la siguiente…

Benji